pez koi

Enfermedades del pez Koi

Enfermedades del pez Koi

Enfermedades de los peces Koi

Las enfermedades más comunes de los peces Koi son parásitos, gusanos de anclaje, pudrición de aleta, hidropesía y ojo pop. Los Koi con parásitos generalmente comenzarán a saltar o a morderse sus propias aletas. Un tipo de parásito común son las lombrices de anclaje, lombrices blancas y fibrosas que se adhieren a los peces y producen pequeñas manchas blancas y un extraño comportamiento de natación. Afortunadamente, esto se trata de manera fácil con antibióticos.

La podredumbre de las aletas es causada por una infección bacteriana que puedes detectar por un cambio en el comportamiento del pez, la inflamación de las aletas e incluso la fata de las mismas. Deberás aislar cualquier pez infectado y tratarlo con antibióticos.

Cuando un pez Koi presenta Dropsy, no es en sí una enfermedad, sino el resultado de alguna otra causa, la más común es una infección bacteriana que ha accedido al riñón o al hígado a través del torrente sanguíneo. Normalmente afecta solo a un Koi y no es contagioso, sin embargo, las circunstancias que lo contagiaron si que pueden hacer enfermar a más peces. A menos que Dropsy sea detectado en una fase temprana, la cura es casi imposible y debe ser tratado por un veterinario. Los síntomas de Dropsy son:

  • Hinchazón del cuerpo.
  • Ojos hinchados o saltones.
  • Escamas levantadas.
  • Perdida de equilibrio (vejiga natatoria afectada).
  • Subida a la superficie o en zonas de alta concentración de oxigeno.

¿Cómo mejorar la salud del Koi?

Los Koi tienen una vida larga y las medidas preventivas para mejorar la salud serán la mejor manera de mantener a tus peces saludables por mucho tiempo.

Alimentación

La importancia de la calidad de la comida es fundamental, como cualquier otra cosa, obtienes lo que pagas. A corto plazo, es posible que no notes ninguna diferencia, pero la salud a largo plazo de tu Koi mejorará enormemente si le das siempre alimentos de calidad.

Agua

Este es el factor más importante para mantener a los Koi a salvo de enfermedades y sin estrés. Viven y respiran el agua del acuario. Un agua desequilibrada tendrá rápidos efectos perjudiciales para tu pez Koi. Mejorar el ciclo del nitrógeno y usar un filtro biológico para acuarios creará un entorno beneficioso. Verifica siempre la calidad del agua con kits de prueba además de la comprobación diaria a simple vista.

Tendrás que mantener el amoníaco y los nitritos lo más cerca posible de cero. El agua en corriente y las cascadas pueden ayudar a que un estanque grande permanezca aireado, pero puede no ser suficiente. Es mejor tener una bomba de aire adicional para asegurarte de que haya suficiente oxigenación. ¡Tu Koi necesita mucho oxígeno fresco para respirar!

Las plantas filtrarán y oxigenarán tu acuario, y crearan belleza en el entorno, ¡pero requieren una ubicación planificada! Un Koi hambriento mordisqueará las raíces de las plantas haciéndolas morir y los restos ensuciarán el estanque. La selección y configuración adecuada de las plantas brindará los mejores resultados. Si decides utilizar plantas, deben colocarse donde los peces Koi no puedan comérselas.

Verifica siempre después de cada comida si quedan restos que caen al fondo, la sobrealimentación puede conducir a un alto contenido de amoníaco en el agua a medida que el exceso de comida comienza a pudrirse. Una buena regla es alimentarlos con la cantidad que puedan comerse vigorosamente en un minuto y repetirlo dos veces al día.

Pon en cuarentena cualquier pez Koi enfermo o sospechoso, podría perderse todo el estanque si introduces un Koi enfermo sin darte cuenta. Recomendamos poner en cuarentena a los nuevos Koi siempre, aunque confíes mucho en su salud. Un poco de precaución puede prevenir una tragedia.

¿Por que mi Koi nada de lado?

Este comportamiento de natación podría ser indicador de estrés, mala calidad del agua, parásitos, una infección de la vejiga natatoria o una combinación varios factores.

Los peces Koi que nadan de lado pueden estar realizando este movimiento para tratar de deshacerse de los parásitos o gusanos que tienen en sus escamas o branquias. Si también notas que se frotan contra el acuario, entonces es una señal inequívoca de que tiene problemas de parásito. Si el comportamiento de natación lateral está acompañado de problemas de flotabilidad, podría indicar una infección de la vejiga natatoria que requeriría un tratamiento antibacteriano.


Más sobre los peces Koi:

error: ¡ Contenido Protegido !