Ciclo del nitrógeno en acuarios

EL CICLO DEL NITRÓGENO: QUE ES Y COMO HACERLO

Ciclo del nitrógeno en acuarios

Al instalar el primer acuario, muchos aficionados inexpertos pasan por alto la importancia del ciclo del nitrógeno y el papel que juega para llegar a tener un acuario de calidad. Debido a este descuido, los acuaristas principiantes pueden experimentar el llamado síndrome del acuario nuevo. Este síndrome hace referencia a cuando un acuario no ha sido ciclado adecuadamente y puede deteriorar la calidad del agua y causar la muerte de los peces por envenenamiento. 

Los síntomas de un acuario no ciclado pueden ser: agua turbia o descolorida como resultado de una floración de algas, niveles excesivos de amoníaco y / o nitritos, y peces enfermos o muertos. Todos estos síntomas pueden evitarse tomándote el tiempo necesario para comenzar el ciclo de nitrógeno en tu tanque antes de agregar cualquier pez.

¿Qué es el ciclo del nitrógeno?

El ciclo del nitrógeno, también denominado proceso de nitrificación o ciclo de arranque, es un proceso biológico necesario para mantener la salud de tu acuario. Durante este ciclo, las bacterias beneficiosas se multiplican y crecen en tu tanque, estableciendo una colonia que ayuda a eliminar el exceso de amoníaco del agua del tanque. 

Todo el proceso de ciclado puede llevar de dos semanas a dos meses, dependiendo de la química del agua y del tamaño de tu acuario. Si intentas apresurar este proceso o introducir peces en tu tanque antes de que haya ciclado por completo, podría haber graves consecuencias para tus peces.

Como consecuencia de introducir peces antes de haber acabado el ciclo de nitrógeno, tu acuario puede experimentar una floración de algas y, en el peor de los casos, tus peces pueden enfermarse y morir por envenenamiento.

Ciclo del nitrógeno en acuarios

¿Qué sucede durante el ciclo del nitrógeno?

En los términos más básicos, el ciclo del nitrógeno simplemente implica la conversión de amoníaco tóxico en una sustancia menos dañina llamada nitrato, facilitada por bacterias beneficiosas. 

Como todos los organismos, tus peces producen desechos que se acumulan en el fondo de tu acuario. Con el tiempo, este desperdicio, junto con los alimentos no consumidos y la materia vegetal en descomposición, se descompondrá en amonio ionizado (NH4) o en amoníaco no ionizado (NH3) dependiendo del pH del agua en tu tanque.

El amonio es relativamente inofensivo, pero el amoníaco es tóxico para los peces e incluso una pequeña cantidad puede envenenar a los habitantes de tu acuario. Si el nivel de amoníaco se vuelve excesivo, tus peces pueden dejar de comer y volverse letárgicos, yaciendo en el fondo del tanque o jadeando por aire en la superficie. 

Otros síntomas de intoxicación por amoníaco incluyen rayas rojas en las aletas, el cuerpo y las branquias. Estos síntomas externos pueden ir acompañados de daños internos que pueden provocar hemorragias y la muerte.

El nivel de pH del acuario determinará si los productos de desecho se descomponen en amonio o amoníaco. Los niveles de pH por debajo de 7 generalmente crean producción de amonio, mientras que los niveles por encima de 7 dan como resultado la producción de amoníaco.

Una vez que se ha producido el amoníaco, las bacterias beneficiosas llamadas nitrosomonas comenzarán a oxidarlo, eliminándolo de manera segura del tanque. Los principales subproductos de este proceso son los nitritos, sustancias que aún son tóxicas para los peces. Otro tipo de bacteria nitrificante, llamada nitrobacter, convierte los nitritos tóxicos en nitratos que no son dañinos para los peces en pequeñas dosis. Los niveles de nitrato se pueden controlar de manera efectiva a través de cambios de agua de rutina.

Ciclo del nitrógeno en acuarios

Cómo ciclar tu acuario

Para comenzar el ciclo de nitrógeno en tu acuario, necesitaras construir una colonia de bacterias beneficiosas y proporcionar amoníaco del cual las bacterias pueden alimentarse. Puedes aumentar el nivel de amoníaco colocando una pequeña cantidad de alimentos en escamas en el acuario cada doce horas. Una opción más rápida es agregar cinco gotas de amoniaco puro por cada treinta y ocho litros de agua del tanque una vez al día. 

Si ya tienes configurado y ciclado un segundo acuario, puedes usar un poco de grava o medio filtrante de ese tanque ya que es la forma más rápida y fácil de iniciar el ciclo de nitrógeno en tu nuevo acuario. Dado ya se ha establecido una colonia de bacterias beneficiosas en tu acuario existente, la transferencia de algunas de estas bacterias a tu nuevo tanque acelerará el proceso. Si eliges esta opción, continúa «alimentando» el acuario diariamente con una pequeña cantidad de alimentos en escamas.

Si bien la introducción inmediata de peces en tu acuario recién lleno de agua y no ciclado generalmente no es una buena idea, hay una manera de comenzar el ciclo de nitrógeno con peces en su interior. Agregar uno o dos peces a tu tanque comenzará el proceso de producción de desechos, lo que luego conducirá a la producción de amoníaco y, por lo tanto, al inicio del ciclo de nitrógeno. 

Los aficionados a los acuarios y ya experimentados no recomiendan esta opción porque muchas especies de peces no podrán tolerar altos niveles de amoníaco. Si decides probar este método, usa un pez resistente como el Danio Cebra. Los peces Dorados también son una buena opción, ya que naturalmente producen niveles más altos de amoníaco.

Independientemente del método que elijas para iniciar el ciclo de nitrógeno en tu acuario, es importante que supervises el proceso utilizando un kit de prueba de agua de acuario. Al principio, deberías ver que el nivel de amoníaco en tu tanque aumenta como resultado de la descomposición de los productos de desecho. Luego, tu kit de prueba comenzará a detectar nitritos y luego nitratos a medida que las bacterias de tu acuario se multipliquen.

Si sientes que el proceso está retrasándose demasiado, intenta aumentar la temperatura a 27°C. Una vez que el agua muestre lecturas de nitrato, realiza un cambio de agua del 30% para completar el proceso. Agrega uno o dos peces al principio y dale a tu acuario unas pocas semanas para que se asiente y se acostumbre a la mayor carga biológica. Con el tiempo, puedes agregar más peces, pero no apresures en el proceso o puedes experimentar una floración de algas.

Ciclo del nitrógeno en acuarios

Consejos para mantener tu acuario limpio y saludable

Una de las cosas más simples que puedes hacer para mantener tu acuario limpio y saludable es evitar la sobrealimentación de tus peces. En lugar de alimentarlos con una gran cantidad de comida a la vez, intenta alimentarlos con porciones pequeñas varias veces al día. Si solo alimentas a tus peces tanto como puedan consumir de tres a cinco minutos, resultará que menos comida sin comer se hundirá en el fondo de tu acuario y se producirá menos amoníaco por su descomposición.

Establecer una colonia de bacterias beneficiosas no solo es esencial para comenzar el proceso de nitrógeno en tu acuario, también es importante para mantenerlo limpio y saludable. Evita cambiar más del 50% del agua al mismo tiempo y cambia la mitad de los filtros en lugar de cambiarlos todos a la vez. Reemplazar demasiada agua y limpiar todos los filtros por completo puede dañar las bacterias beneficiosas en tu tanque, lo que podría dificultar el ciclo de nitrógeno y provocar un aumento en los niveles de amoníaco.

Deja un comentario

error: ¡ Contenido Protegido !