DIETA PARA PECES DE AGUA DULCE: CON QUE Y CUANTO ALIMENTARLES

Comida para peces

Una dieta equilibrada juega un papel muy importante en la salud general de los peces de acuario de agua dulce. Muchos acuaristas suponen de forma incorrecta que darles a sus mascotas solo con un tipo de alimento es una buena manera de alimentarlos. En este artículo aprenderás cómo darle a tus peces la dieta adecuada que se merecen.

La dieta juega un papel clave para mantener saludables los peces en un acuario de agua dulce. Muchos aficionados a los acuarios son víctimas de la idea errónea de que los alimentos comerciales en escamas son adecuados para proporcionar todos los nutrientes que necesitan los peces de su acuario. Si bien algunos alimentos comerciales proporcionan vitaminas y minerales valiosos, estos alimentos no se pueden comparar con el valor nutricional de los alimentos vivos y congelados.

Para mantener a tus peces saludables, debes alimentarlos con una dieta equilibrada compuesta de una variedad de alimentos. Aunque es importante saber con que tipo de comida alimentar a tus peces, también es esencial que sepas cuándo y cuanta cantidad darles.

La frecuencia puede afectar su salud, así como la salud de tu acuario en general. Si deseas mantener a tus peces saludables y felices, aprende los conceptos básicos para darles los alimentos correctos en el momento adecuado.

peces comida
peces comida

La dieta para peces de agua dulce

Para prosperar, los peces de acuario de agua dulce requieren una serie de nutrientes básicos que incluyen proteínas, carbohidratos, lípidos, vitaminas y minerales. No existe un solo alimento comercial que pueda proporcionar todos los nutrientes necesarios, por lo que debes complementar la dieta de tus peces con varios tipos de comida para mantenerlos saludables.

Los alimentos comerciales formulados para el grupo o especie de peces en particular que tienes en tu acuario pueden usarse como una dieta básica, pero serán necesarios alimentos adicionales para llenar los vacíos nutricionales. Una dieta básica es simplemente el tipo de alimento que constituye la mayor parte de la dieta de tu pez: los alimentos que le ofreces diariamente.

Para garantizar que tus peces reciban los nutrientes que su dieta básica no les puede aportar, también debes ofrecerles una dieta suplementaria. Esta dieta debe incluir una variedad de alimentos vivos, congelados y liofilizados, como gusanos de sangre, gusanos blancos, camarones de salmuera, daphnia y cualquier otra cosa que puedas encontrar en tu tienda de mascotas.

Además de la dieta complementaria, también debes proporcionarles suplementos vitamínicos y minerales de vez en cuando para mantener su salud. Muchos suplementos vienen en forma líquida, lo que los hace fáciles de administrar, aunque algunos suplementos también vienen en forma de bloque de disolución o pastillas.

Tipos de comida para peces

Los alimentos comerciales para peces están disponibles en una variedad de formas que incluyen copos, gránulos, gránulos y obleas. Estos alimentos no solo son fáciles de obtener en tu tienda de mascotas, sino que también tienden a ser bastante baratos.

Comida para peces
Comida para peces

Cuando selecciones un alimento comercial para la dieta básica de tus peces, no elijas simplemente la opción más barata: busca una marca de buena reputación y un tipo de alimento que haya sido especialmente formulado para el tipo particular de peces que tienes en tu acuario. Los alimentos comerciales a menudo se formulan para ciertos tipos de peces, como peces tropicales, peces marinos o cíclidos.

Cuando se trata de crear una dieta suplementaria para peces de acuario, también tienes una gran cantidad de opciones para elegir. Algunos de los alimentos vivos más populares incluyen gusanos de sangre, gusanos tubifex, gusanos blancos y camarones de salmuera. Todos estos alimentos son ricos en proteínas y también pueden contener una cantidad de aminoácidos esenciales. Estos alimentos, así como otros, también se pueden encontrar en forma congelada y liofilizada.

pez comiendo gusano
peces comida

Si bien los alimentos liofilizados pueden ser más nutritivos que los alimentos comerciales, una gran parte de su valor nutricional se pierde durante el procesamiento. Siendo así, es aconsejable limitar la cantidad de alimentos liofilizados que les das a tus peces y aumentar en la medida de lo posible los alimentos vivos o congelados que son más nutritivos. Intenta variar la dieta suplementaria que le ofreces para asegurarte de que su dieta esté bien equilibrada.

Cuando alimentar a tus peces

Debido a que existen varios peligros asociados con la sobrealimentación de tus peces, es aconsejable establecer una rutina de alimentación. Si no tienes un patrón en el horario de alimentación, es probable que olvides si ya los has alimentado y terminarás dándoles demasiada comida.

La mayoría de los aficionados a los acuarios recomiendan alimentar a los peces de acuario de agua dulce con pequeñas cantidades de alimentos dos veces al día. Solo ofrece a tus peces todo lo que puedan consumir de 3 a 5 minutos y elimina las porciones no consumidas de pellets y obleas que quedan flotando por que se hundirán después de una hora. Si sigues estas pautas, puedes evitar un exceso de alimentos no consumidos que se acumulan en el fondo de tu acuario y luego se descomponen, causando problemas con la calidad del agua.

Por lo general, no es necesario administrar suplementos de vitaminas y minerales con tanta frecuencia como la alimentación. Uno de los principales beneficios de estos suplementos es que ayudan a combatir el estrés, por lo que es aconsejable usarlos cuando tus peces muestren signos de un evento potencialmente estresante. Por ejemplo, al agregar nuevos peces al acuario puede ser estresante tanto para los nuevos peces como para los habitantes actuales del tanque; en esta situación, agrega un suplemento de vitaminas o minerales ya que puede ser muy beneficioso para su salud.

ICH DE AGUA DULCE: ENFERMEDAD DEL PUNTO BLANCO

ich en peces Goldfish

ICH DE AGUA DULCE: ENFERMEDAD DEL PUNTO BLANCO

Una de las enfermedades más comunes de los peces de acuarios de agua dulce es una infección producida por el parásito Ichthyophthirius Multifiliis, también conocido como Ich o enfermedad del punto blanco. Te daremos algunos consejos valiosos para tratar y prevenir Ich.

No importa lo cuidadoso que seas con la cuarentena de tus nuevos peces o la precaución que pongas para tener un agua de alta calidad, aun así tu acuario puede tener un brote de alguna enfermedad. Una de las más comunes en los peces de agua dulce es Ichthyophthirius Multifiliis, más comúnmente conocido como Ich. 

ich en peces microscopio
Ich en peces microscopio
ich en peces microscopio
Ich en peces microscopio

Esta enfermedad no solo es común entre los peces de agua dulce sino que también es altamente persistente y contagiosa. Si no vigilas de cerca a tu pez enfermo y tomas medidas para tratar el Ich tan pronto como aparezca, es muy posible que la infección se propague en todo el acuario rápidamente. Para proteger a tus peces contra esta enfermedad, es aconsejable conocer los conceptos básicos sobre sus síntomas y tratamiento.

ich en peces Botia
Botia Payaso con Ich
ich en peces de agua fría
Parásito Ich

¿Qué es Ich?

El Ich es una de las enfermedades más comunes de los peces de acuario de agua dulce, y es causada por un parásito protozoario llamado Ichthyophthirius Multifiliis. Este parásito protozoario es un ectoparásito, lo que significa que vive en la piel de su huésped, pero también es un parásito obligado, lo que significa que no puede sobrevivir fuera del cuerpo del huésped. Cuando se une por primera vez al pez, el parásito Ich vive dentro de un nódulo dentro de la piel o de las branquias del pez huésped, alimentándose de él. Durante este período de crecimiento y alimentación, el parásito se llama Trofonte.

Después de un tiempo, el parásito comienza la siguiente fase empieza a dividirse a través del proceso de fisión binaria y abandona al huésped, dispersándose entre las plantas, la grava y los objetos ornamentales en el acuario. Una vez que llega a esta fase, el Trofonte se convierte en un Protomonte y posteriormente en un Tomonte que produce un quiste pegajoso, similar a una cápsula, que le permite adherirse a casi cualquier superficie con la que entre en contacto. Mientras está dentro del quiste, el Tomonte puede producir hasta 3.000 Tomitas que luego salen del quiste como Terontes y buscan activamente un nuevo cuerpo huésped para infectar.

ciclo Ichthyophthirius
Fases del Ichthyophthirius
ciclo Ichthyophthirius
Ciclo de vida Ich

Los síntomas de Ich

La enfermedad de Ich también se conoce comúnmente como enfermedad de los puntos blancos porque el síntoma principal es la aparición de pequeñas manchas blancas en los cuerpos de los peces infectados. Estas manchas suelen aparecer en las aletas, las branquias y el cuerpo de los peces enfermos y pueden tener un diámetro de hasta 1 mm. 

Otros síntomas de esta enfermedad pueden incluir pérdida de apetito, respiración rápida, parpadeo, descanso en el fondo del tanque, frotamiento contra objetos del acuario y en ocasiones aparición de quistes. Cuando un pez se infecta por primera vez con el parásito, es probable que no muestre ningún síntoma, pero la enfermedad progresa con bastante rapidez y el cuerpo del pez no tarda mucho en cubrirse de manchas blancas, lo que causaría un problema a tratar por que tus peces podrían morir.

ich en peces disco
Pez infectado Ich
ich en peces disco
Puntos color blanco

Tratamientos recomendados para Ich

Si detectas los síntomas de Ich antes de que se haya propagado mucho en el acuario, sería prudente poner en cuarentena a los peces infectados. Sin embargo, aun así debes tratar todo el acuario para matar al parásito, evitando así un nuevo brote.

Para comenzar con el tratamiento retira el los peces infectados como precaución para ayudar a prevenir la propagación de la enfermedad a otros peces. Lo primero que debes hacer para tratar esta enfermedad es comenzar lentamente a elevar la temperatura del agua tanto en el tanque principal como en acuario de cuarentena. El ciclo de vida del parásito Ich generalmente dura alrededor de dos semanas, pero la temperatura del agua más alta acortará el ciclo de vida del parásito. Cuanto más rápido avance el parásito a través de su ciclo de vida, más pronto se volverá susceptible a la medicación.

ich en peces marinos
Ich en peces
ich en peces Bagre
Punto blanco

Algunos de los medicamentos comerciales más comunes recomendados para Ich son formalina, metronizadol, azul de metileno y el verde de malaquita. Si eliges utilizar un tratamiento químico, lee cuidadosamente las instrucciones de dosificación en el frasco para determinar cuánto usar. Si tienes peces en tu acuario sin escamas como el bagre, reduce la dosis recomendada a la mitad. Al tratar tu tanque con cualquier tipo de medicamento químico, es necesario eliminar el carbón activo de tu filtro porque si no lo haces, el carbón activo eliminará el medicamento del agua. Trata tanto el tanque principal como el acuario de cuarentena por un período no menor a 10 días para asegurarte de que el parásito haya sido erradicado manteniendo la temperatura del agua un poco más alta. Durante este período, observa los peces en tu acuario en busca de signos de infecciones secundarias que son bastante comunes en los peces que ya se han debilitado debido a un ataque de parásitos.

Otro tratamiento común para las infecciones parasitarias externas como Ich es la sal. Para este propósito, se puede usar sal de mesa regular no ionizada, así como sal de acuario y la sal de Epsom. Para tratar Ich con sal, prepara una solución al 0.3% para sumergir los peces más infectados. Para lograr esta concentración, mezcla aproximadamente 2 cucharaditas de sal por cada 3 litros de agua en un recipiente separado. Sumerge los peces infectados en la solución durante no más de 3 minutos y luego devuélvelos al acuario hospital. Tratar todo el acuario con 1 cucharadita de sal por cada 4 litros de agua también puede ser efectivo. Si eliges esta opción, repite el tratamiento cada 24 horas.

Consejos para prevenir Ich

Aunque ya hemos dicho que poner en cuarentena a los peces nuevos y mantener una alta calidad del agua no garantiza que tus peces nunca se enfermarán si que los ayuda, y estos pasos son dos de las mejores maneras de evitar que el Ich ingrese a tu acuario. No es raro que los tanques de las tiendas de mascotas se infecten con Ich, se necesita un solo pez para infectar un acuario completo. Llevar a casa un pez que haya estado expuesto o infectado con Ich es la forma más común de que el parásito ingrese a tu acuario. Si pones en cuarentena a todos los peces nuevos durante al menos dos semanas, puedes reducir en gran medida las posibilidades de que accidentalmente introduzcas el parásito Ich en tu acuario.

Mantener una alta calidad del agua es esencial para tener a tus peces saludables. Los peces felices y saludables tienen muchas más defensas para combatir una infección parasitaria como el Ich y, en el caso de que contraigan la enfermedad, también es más probable que se recuperen con éxito. Manténte al día con los cambios de agua semanalmente y cambia los filtros cada mes para asegurarte de que el agua de tu acuario se mantenga fresca y los niveles de toxinas sean bajos. Si tu acuario está limpio, es menos probable que tus peces se estresen y, por lo tanto, sean menos susceptibles a contraer enfermedades como Ich.

ich en peces betta
Ich en peces Betta
ich en peces globo
Ichthyophthirius Multifiliis


CÓMO SABER SI MI PEZ ESTÁ ESTRESADO: POSIBLES CAUSAS

Estrés en peces

CÓMO SABER SI MI PEZ ESTÁ ESTRESADO: POSIBLES CAUSAS

Estrés en peces

Existen ciertas señales que nos indican que un pez está estresado y detectarlos con prontitud puede ayudarte a prevenir enfermedades e incluso la muerte en algunos casos. Es por eso que debes asegurarte de proporcionar el mejor entorno posible para nuestros peces tropicales y abordar cuanto antes cualquier problema que surja.

Síntomas de estrés en peces

Hay algunos signos a tener en cuenta que son buenos indicadores de que tus peces están estresados:

  • Pérdida de color: este tipo de estrés generalmente se debe a un cambio en el medio ambiente que incluye variaciones en la temperatura del agua, la introducción de nuevos peces, un cambio en el pH o sufrir variaciones en la calidad del agua.
  • Cambios bruscos en el comportamiento: esto puede incluir patrones anormales de natación en nuestros peces, esconderse o sentirse expuesto, volverse más o menos agresivo, irse al fondo del acuario o flotar en la parte superior.
  • Enfermedad: los signos de mala salud pueden incluir: ojos saltones, aletas podridas, estómago hinchado, manchas blancas y llagas.
  • Pérdida de apetito: un pez estresado o enfermo tendrá poco apetito.
  • Jadeo en la superficie: esta es una señal de estrés muy común, normalmente debido a las malas condiciones del agua y a la falta movimiento o corrientes de agua, por lo que el acuario no recibe la suficiente oxigenación.

Principales causas del estrés en los peces

Condiciones del agua

Las condiciones del agua pueden causar mucho estrés en los peces tropicales si no lo controlas adecuadamente. Si ves a su pez jadeando en la superficie, debes realizar una prueba de agua de inmediato para determinar si hay algún problema. 

Los niveles altos de amoníaco o nitrato, los niveles bajos de oxígeno, la temperatura inadecuada (por ejemplo, los Goldfish prefieren temperaturas más frías que la mayoría de los peces tropicales), o incluso un pH alto o bajo pueden causar estrés (hay peces que prefieren agua ácida, otros prefieren agua alcalina y los hay que necesitan agua con un pH neutro), pero también debes controlar los niveles de sal si tienes un tanque de agua salada.

Kit dureza del agua
Kit dureza
Kit pH del agua
Kit pH

Compatibilidad con otros peces

Al igual que los humanos, no todos los peces se llevan bien, y a menudo se sienten apretados si viven con muchos peces o con la especie equivocada. Asegúrate de no poner demasiados peces en tu acuario, ya que esto conlleva a problemas de espacio y de calidad del agua. 

Además, los peces necesitan múltiples escondites para evitar a los agresores. Cuando alimentes a tus peces, intenta distribuir los alimentos de manera uniforme, para que los peces no tengan que competir. Proporciona comida por todo el tanque y no olvides que hay peces que se alimentan en la superficie y otros que lo hacen en el fondo, tenlo en cuenta para darles a todos el tipo de comida adecuada.

Tamaño del acuario

La cantidad de espacio físico que necesita un pez en particular depende de su especie. Algunos peces funcionan bien en un acuario de 40 litros, otros precisan 300 litros o más. Mantener tu pez en un lugar que sea demasiado pequeño aumentará el nivel de estrés en ese pez y en todos los demás, consiguiendo una mayor agresión entre sus habitantes.

Ten en cuenta también que la cantidad de superficie requerida puede cambiar si los peces se emparejan para reproducirse. Los Cíclidos reproductores, por ejemplo, reclaman una parte del acuario para sí mismos en época reproductiva, ahuyentando cualquier pez que invada su territorio. Por lo tanto, la aparición de comportamientos reproductivos con frecuencia aumentará los niveles de estrés.

Alimentación

La mala nutrición también causa estrés. Una dieta saludable es una dieta variada, y debes evitar el uso de alimentos caducados en los que las vitaminas y otros nutrientes se han descompuesto. Cuando decimos comida caducada, incluye la comida que ha sido almacenada en lugares calientes, expuesta al aire (no sellada), etc, porque aunque su fecha de caducidad aún no haya pasado, sus compuestos vitamínicos de calidad han desaparecido.

Alimentación peces
Alimentación peces
Alimentación peces
Alimento para peces

Medicación

La acción de agregar medicamentos a tu acuario para curar una enfermedad determinada, a menudo produce efectos que son peores que la patología original. Los medicamentos que matan bacterias, parásitos, etc. generalmente no lo hacen de manera precisa y también pueden matar las bacterias nitrificantes y en ese momento es cuando realmente tienes un problema importante por que el agua podría ser toxica para los peces. Por ejemplo, algunas especies de peces no toleran ciertos tipos de medicamentos. Agregar tales medicamentos puede debilitar a los peces sanos hasta el punto de que se vuelven susceptibles a la enfermedad original.

Decoración del acuario

Proporciona escondites a tus peces para que se sientan seguros, como por ejemplo, la decoración con raíz de manglar de Marina, pero ten cuidado de no abarrotar tu tanque de adornos y decoración, ya que puede interferir con el flujo de oxígeno que es vital para los animales.

Decoración acuario
Decoración acuario
Decoración acuario
Decoración acuario

Iluminación

Como todos los animales, los peces necesitan un período de descanso y debe ser el mismo período todos los días. En la naturaleza el ciclo día y noche es bastante consistente, especialmente en los trópicos. Dejar la luz encendida todo el tiempo estresa a los peces y también contribuye al desagradable crecimiento de las algas. Poner la luz de tu tanque con un temporizador es una manera fácil de proporcionar un ciclo de luz constante diario.

Sobrepoblación

Cuando eres nuevo en el mundo de la acuariofilia, quieres comprar todos los peces de colores que ves, pero hay un límite para el número de peces que puede tener en un acuario, independientemente de lo grande que sea o lo eficiente que trabaje el filtro. Muchos peces crecen después de ser comprados, y algunos peces son territoriales y se vuelven agresivos cuando se agolpan con más peces. Siempre debes de tener menos peces en tu tanque en lugar de tener demasiados.

Sobrepoblación acuario
Sobrepoblación acuario
Sobrepoblación acuario
Sobrepoblación acuario

Limpieza excesiva

Cuando configures un acuario por primera vez, el equilibrio biológico es frágil e inestable. Evita fregar adornos, remover o aspirar la grava o limpiar el filtro cuando realmente no lo necesite, ya que esto puede destruir las bacterias beneficiosas y alterar su equilibrio. 

Si tu acuario o filtro necesita limpieza en las primeras 2 a 3 semanas después de la instalación, es posible que el filtro sea demasiado pequeño para el trabajo que le pides, que tenga demasiados peces o que estés sobrealimentándolos y los deshechos sean excesivos.

Como prevenir el estrés en los peces

La mejor manera de prevenir o reducir el estrés de los peces es proporcionarles un ambiente saludable. Eso incluye abastecer el acuario con la cantidad correcta de decoraciones y tener los componentes (filtros, bombas, aireadores, etc) en perfecto funcionamiento. Hay que observar y asegurarse de que están recibiendo el cuidado correcto para minimizar los desencadenantes del estrés. Puedes prevenir el estrés en tus peces de la siguiente manera:

  • Cambia el agua con frecuencia para mantener bajos los niveles de nitrato y amoníaco. Cada animal tiene un sistema inmune natural contra los patógenos. El transporte, el agua sucia o un gran volumen de patógenos por la mala condición del gua causan mucho estrés que tiene un efecto negativo en el sistema inmunitario. La piel mucosa, las branquias y las aletas, en particular, se vuelven más sensibles a enfermedades, como la mancha blanca, hongos y otros tipos de infecciones.
  • El uso semanal de tratamientos protectores garantiza que los peces permanezcan bien protegidos de forma natural y que los peligros derivados de los patógenos se reduzcan considerablemente.
  • Comprueba la temperatura del agua regularmente para prevenir variaciones estresantes.
  • Proporciona un sistema de filtración óptimo que capture desechos y bacterias al tiempo que garantice una oxigenación adecuada.
  • Facilita escondites, pero ten cuidado de no abarrotar el acuario, ya que puedes interferir con el flujo de oxígeno que es esencial para tus mascotas.
  • Antes de añadir más peces, asegúrate de que sean compatibles con tus peces actuales para evitar el estrés del acoso o las peleas.
  • Introduce los peces nuevos correctamente, es preferible sumergirlos en el acuario mientras aún están en su bolsa de plástico para ayudarlos a adaptarse a la temperatura del agua y para que tus peces actuales se acostumbren a sus nuevos compañeros.
  • Si notas un comportamiento de acoso, retira el pez agresivo y colocalo en una pecera separado.
  • Dale a tu pez el espacio adecuado, la regla general es que un pez de 2,50 cm de largo necesita casi 4 litros de agua.
  • Aliméntalos regularmente con la proporción adecuada de comida y, si es posible, a la misma hora del día.

Al proporcionar un ambiente de acuario estable y saludable y al observar a los peces en busca de signos de cambios de comportamiento o alteraciones físicas, puedes reducir los riesgos de sufrir estrés y mantener un acuario saludable y sereno.

Acuario Tropical
Acuario Tropical
Acuario Tropical
Acuario Tropical
error: ¡¡ Contenido Protegido !!